Nada es solitario, todo es solidario

Victor Hugo

Publicado el 2019-09-01

Nada es solitario, todo es solidario.

El hombre es solidario con el planeta, el planeta es solidario con el sol. El sol es solidario con la estrella, la estrella es solidaria con la nebulosa, la nebulosa, grupo estelar, es solidaria con el infinito.

Al suprimir algún término de esta fórmula, el polinomio se desorganiza, la ecuación peligra, la creación deja de tener sentido en el cosmos y la democracia pierde su razón de ser en la tierra. Por ende, solidaridad de todo con todo, de cada uno con cada cosa. La solidaridad en el hombre es el corolario invencible de la solidaridad en el universo. La alianza democrática es de la misma naturaleza que los rayos del sol.

Victor Hugo, Prosas filosóficas, (1860-1865).

—————-

(1) Agradecemos al actor y director de teatro Philippe Eustachon el descubrimiento de este texto. Lo leyó -junto al astrofísico Marc Lachièze Rey- una noche de agosto a cielo abierto. Para todos los presentes, las palabras de Victor Hugo adquirieron una especial significación y vigencia. Hoy, unas semanas después, resuenan como una oración que cada uno debe incorporar en su cotidianidad. Ya no solo como un hermoso enunciado, sino que pide a gritos hacerse efectiva en el propio ejercicio de la construcción de lo común. Nos parece oportuno en relación a las distintas coyunturas y desafíos que nos unen, aunque vivamos en distintos puntos del planeta. También resulta un pensamiento idóneo para retomar las publicaciones de Campo de relámpagos y de esa manera honrar una reciente experiencia de solidaridad.

Traducción: María Virginia Jaua.

Imagen: Juan Downey, Meditation Drawing 23, 1977.