Crítica & Reviews

Publicaciones más recientes

Marcel Broodthaers en el MNCARS o la fallida venganza de la institución

Maite Aldaz

Publicado el 2016-11-06

«Sobre nuestras cabezas planea el peligro de crear –o contribuir a la construcción de– la idea de Broodthaers como Artista del canon modernista de la Historia del Arte cuyos trabajos carecerían completamente de función. Podemos encajarlo en el continuo historicista y mistificador al que atacó con sus ficciones burlescas, opacas y apegadas a la materialidad concreta de cada presente histórico y matar su gracia.»

Guardianes del canon / coda

Marcos Giralt Torrente

Publicado el 2016-07-03

«Hay recursos dialécticos que retratan a quien los frecuenta. He detectado algunos gruesos en el reciente artículo con el que Mariano Navarro dice matizar, ampliar y justificar ciertas afirmaciones de su reseña Una ocasión perdida, en donde se servía de un libro de conversaciones con Manuel Borja-Villel para cuestionar su labor en los museos que ha dirigido, haciendo uso de una curiosa mezcla de argumentos atendibles, amnesias medidas o sesgadas y ejemplos sujetados con pinzas, salpimentada a pie de página con fuego de metralla contra algunos artistas expuestos recientemente en el Reina Sofía».

Guardianes del canon

Marcos Giralt Torrente

Publicado el 2016-05-28

En este texto el autor responde al texto de Mariano Navarro "Una ocasión perdida". Y afirma en relación a la crítica a la reciente exposición de Juan Giralt: "Resulta fácil descalificar la obra de un artista en la brevedad de una nota al pie de página y hacerlo con afirmaciones rotundas, despojadas de contexto y ajenas a cualquier esfuerzo argumentativo".

Una ocasión perdida / Sobre el libro: "Conversación con Manuel Borja-Villel"

Mariano Navarro

Publicado el 2016-04-24

El autor afirma: "lamento que lo que podría haber sido una indagación en los dispositivos de funcionamiento de instituciones muy distintas, quede sepultado bajo el imperio del deseo ideológico, y que lo que podría explicar y describir Borja-Villel respecto a su programa, se quede en meras pinceladas, siempre de un sentido; o, si el discurso político no fuese tan absorbente, conocer, de verdad, sus ideas artísticas, no la superestructura que las envuelve."