Window Water Baby Moving

Stan Brakhage

En Window Water Baby Moving (1959) de Stan Brakhage vemos bellísimas imágenes sin sonido editadas en un bucle progresivo del parto y nacimiento de su primera hija Myrrena. 

Stan Brakhage (1933-2003) es uno de los cineastas experimentales más prolíficos del siglo XX, con más de trescientas películas realizadas a lo largo de su vida.

En este film fue Jane Wodening, pareja de Brakhage a punto de dar a luz, quien insistió en que el padre estuviera presente. Entonces este decidió filmarlo como un antídoto para evitar el desmayo. En esa época era muy poco probable que el hombre, pareja y padre asistiera al acto de nacimiento. Mucho menos que este fuera filmado y concebido para la representación de la mujer.

Ante la iniciativa de la pareja de llevar a cabo la filmación el hospital en un principio estuvo de acuerdo y les otorgaron el permiso. Sin embargo, más tarde se lo negaron. De ahí que Brakhage y Wodening hayan decidido tener al bebé en su casa. Mucho del material fue filmado por Brakhage pero hay momentos en los que Wodening sostiene la cámara para filmar las reacciones y gestos de su pareja. 

El trabajo de edición llevó varios meses. Se nota que hay una voluntad de construir una suerte de “retrato” a partir de los fragmentos montados. El resultado es el relato por medio de las imágenes de un momento tan íntimo, fuerte, ligado a nuestra condición animal en el momento clave de la existencia: el momento de dar la vida. 

Un dato curioso y que no deja de llamar la atención es que Kodak confiscó la película amenazando a Brakhage con destruir o entregar el material a la policía. Un médico escribió una carta en su defensa y, gracias a esta intervención, finalmente pudieron recuperar el material filmado. Brakhage declaró que buscaba capturar las emociones durante el nacimiento de su hija, pero no quedó satisfecho con ese primer intento, por eso, más tarde filmó el nacimiento de su tercer hijo, Thigh Line Lyre Triangular (1961). 

Window Water Baby Moving es una de las películas más conocidas de Brakhage a pesar de que cuando se empezó a mostrarla resultó escandalosa por la desnudez y el contenido sexual explícito de una mujer dando a luz, como si lo que se muestra allí fuera algo que está más allá de la civilización y sus normas.

Existe la teoría de que la película influyó para que las salas de partos fueran más accesibles a los padres. Esta película es de las pocas representaciones seculares del cuerpo y el sexo femenino como vehículos de vida.